jueves, 7 de diciembre de 2017

La partitura by Anna Casanovas

La partitura


Anna Casanovas
Total de páginas: 367

"...Extraño porque, en un misterioso rincón de su interior, aquel donde las personas guardaban los anhelos más profundos, quería que él precisamente él, la viese... era extraño porque tuvo la horrible sensación de que, si ella hubiese tomado otra decisión o cientos de ellas, en el pasado, si hubiese seguido otro camino, él y ella se habrían encontrado de otro modo y tal vez no se habrían conocido".
Charlotte, o Lottie como la llaman sus  amigos. Charlotte, se encuentra el Londres. Un país que parece perfecto para conseguir lo que quiere: silencio, soledad. Vive en un piso pequeño, pero al  menos con agua caliente y buen WiFi. Viaja en una bicicleta amarilla que trajo consigo desde Nashville. Y piensa que nada peor puede pasarle, ¿Qué es eso tan malo? bueno no se sabe. O si, pero no quiero tirar spoilers.
"...no le asustó comprobar que cada vez se le daba mejor fingir que estaba completamente sola en el mundo y no importaba".

En el libro tenemos a nuestros protagonistas, Charlotte y Adam, quien hace menos de un año queda ciego tras una disputa que tiene al rescatar a su hermana, Jennifer, de su novio golpeador.

Jenni, es maestra y vive ahora con una compañera de piso, sin embargo eso no evita que ella se preocupe por Adam. Antes de quedar ciego ciertamente no tenía la mejor relación, pero él le componía una canción en cada cumpleaños y aunque no hablarán sabían que tenían el uno al otro. Cuando Adam tenía 18 sus padres muere y prácticamente él fue quien se hizo cargo de todo. Sus padres les dejaron un fideicomiso bastante bueno que no los tenía mal financieramente pero de igual forma no se podían poner a derrochar dinero.


Adam vivía con Erik, su novia de varios años y no creía mucho en el amor. A Erika ninguno de los amigos de Adam le tenia respeto o aprecio a todos les parecía una arpía y hasta la ceguera, Adam no lo notaba, en realidad no sabía por qué estaba con ella, quizá que él era igual: material, caprichoso; banal.
"¿Qué diferencia había entre empezar una nueva vida y huir de la vieja?".
Cuando Adam queda ciego, ella lo deja porque no está dispuesta a ser la enfermera de nadie. Así que no importa, para Adam fue mejor darse cuenta del tamaño de arpía que tenía a su lado. Él había dejado de tocar y componer, quería olvidarse de la música. Una de sus mayores composiciones era la música de una serie de la BBC por lo que le habían pagado bastante bien y tenia para mantenerse.

Charlotte está en la escuela de música porque le había prometido a su hermana Fern antes de morir que lo haría. Decide buscar un trabajo para pasar el rato y encuentra un anuncio en una tienda de música: The scale.
Gabriel, es un gran amigo de Adam y también es el dueño de la tienda. Él la contrata inmediatamente al estar tan cortos de personal, el problema es que Charlotte siente haber cometido un error porque en realidad  todo lo que hay ahí le recuerda a lo que más ama, la música pero de lo que quiere alejarse.

El primer y último día que Charlotte esta en The Scale cubriendo a una compañera antes de irse, se sienta en el piano a tocar la partitura que Gabriel había estado tocando tan mal, cuando se da cuenta de que lo está haciendo, es tarde. Adam le pide que siga tocando... sin embargo, Charlotte toma sus cosas y se va, quién era él para pedirle que siguiera tocando.
Adam iba llegando a la tienda porque Gabriel y el habían sido buenos amigos desde la  Universidad y habían quedado para tomar una copa, él le cuenta a Adam lo poco que sabe de Charlotte y también que ese mismo día había renunciado.

La partitura que estaba tocando Charlotte, no era cualquier partitura. Al parecer Gabriel la encontró en unas cosas antiguas en su casa de Mallorca, y había muchas posibilidades de que perteneciera a Chopin, era una partitura inacabada. Antes de quedar ciego el director del Royal, Montgomery que era muy amigo de Adam y Gabriel, quien le habían pedido que la terminase pues confía por completo en el talento de Adam, éste se había rehusado a hacerlo, pero en el momento  que escucha tocar a Charlotte supo que la música no podía morir en el él, le hizo sentir, recordar lo mucho que él necesitaba la música e importaba una mierda si estaba ciego o no.

Y, quizá el destino o la partitura... que Charlotte no podía sacarse de la mente, volvió a reunir a Charlotte y Adame en un pub. Lottie había comenzado a tocar en un grupo junto con unos compañeros de su universidad y se presentaban ese día. Al final de la tocada, ella choca con Adam y él le dice que por favor anote su número, le cuenta un poco sobre la posibilidad de que la partitura sea de Chopin y que quiere que ella le ayude a terminarla.

Para no hacer el cuento largo, la curiosidad por saber de la partitura, por qué negarlo, el estar con Adam hacen que Charlotte lo busque y decide ayudarle con la partitura.

Comienzan a conocerse y darse cuenta cuan rotos están.
Él le habla de la muerte de sus padres de cómo quedo ciego y de su hermana Jenn, sus amigos: Gabriel y Monty, sin olvidar a su ex novia Erika. Quien llega un día a casa de Adam para preguntarle sobre la partitura. Ella trabaja en un bufete de abogados  muy prestigioso y una jaquesa clienta suya quiere la partitura, a lo cual Adam rechaza, una: porque no están seguro de que sea del famoso Chopin y dos, porque bueno, no es suya… sería de la familia descendiente del músico.
Charlotte le cuenta cómo era su vida, cómo murió su hermana gemela Fern, la mala relación que tiene con su familia.
"El dolor tenía ahora más profundidad, porque cuando le herían se sentía más solo e indefenso que antes, pero había aprendido a ocultarlo".

Charlotte y Adam no solo comienzan a terminar la partitura sino que también comienzan a enamorarse, a follar un poco, por qué no mencionarlo… y voy a  cruzar un poco lo cables porque entre la historia, nace una nueva historia que es narrada por la partitura, donde nos cuenta quién es su verdadero creador, cómo se fue componiendo y de cierta forma como su dueño un simple granjero huye de su casa para entrar en la mejor escuela de música de Paris: Gaspard Dufayel, quien conoce a Chopin al terminar la escuela y en la historia es considerado no solo como el único sino el mejor amigo del famoso músico.
"-El talento, monsieur Dufayel, por fortuna no entiende de riquezas terrenales y sobrevive en el entorno más inhóspito".
Gaspard, es profesor de piano de dos niñas de un Conde. ¿Se enamora?, sí. De la hija del Emannuelle del Conde, quien también corresponde a su amor. ¿Terminan juntos?, sí. Pero pasan por muchas cosas que al final los separa, siempre los separa. Así la vida, una hija de puta, pero al menos estuvieron juntos.
Que hay de que Chopin metiera mano en la partitura?, sí un poco, porque al morir Gaspard le pide que la conserve o haga con ella lo que quiera… y, se sabe de toda la historia cuando la partitura nos va contando cómo es creada.

Retomo la historia de Charlotte y Adam:

Charlotte quiere alejarse todo el tiempo de Adame porque ese secreto que la hace alejarse le sigue recordando lo toxica qué es, sin embargo no logra hacerlo, en realidad solo logra dañar de cierta forma el corazón de Adam que él tanto protegía, pero quien le agradece profundamente pues de eso de tata la vida de vivir las experiencias y aprender de ellas desde mi punto de vista.
"Todo en este universo tenía su propio ritmo y allí, en esa monotonía gris y sin ninguna nota fuera de compás, ella había encontrado el suyo".

C O M E N T A R I O S 

Me encanta la forma de narra de la autora, me gusta mucho como nos ofrece las diferentes perspectivas en la historia que son la de Charlotte, Adam y la partitura.
Me atrapo desde el principio y sobre todo me encanto el giro de la historia yo de verdad no me esperaba lo que pasa. Creía que me estaba narrando un berrinche adolescente más y pues no, me dio un sabor extra a la historia. Es una historia de amor, de pasión… me gusta la manera de combinar la historia con la fantasía. 

1 comentario:

  1. HOla!!
    Es una autora que me encanta, así que espero leer pronto el libro.
    Un besin :)

    ResponderEliminar